Jueves en el Sonorama Ribera 2019

Nuevo recinto, mismo espíritu.

Jueves en el Sonorama Ribera 2019
Jueves en el Sonorama Ribera 2019

El que ha vivido alguna vez el Sonorama Ribera sabe que son días muy excitantes, tanto desde el punto de vista de un medio de comunicación como del publico. Es increíble lo que este festival es capaz de producir en cada uno de nosotros. El inicio del festival comienza con la tradicional recogida de nuestra pulsera, en esta ocasión tuvimos que hacerlo con bastante premura para poder asistir a la rueda de prensa de Nacho Cano, plato fuerte del festival en esta edición y del que hablaremos próximamente.

Después de esta rueda de prensa llega el momento de tomarle el pulso al pueblo, verte de nuevo metido de lleno en la vorágine de las plazas es algo único y que se debe de vivir al menos una vez en la vida. Música, gente, saludos con conocidos y pistolas de agua, anissss si hiciéramos un mejor uso de ellas, nos lanzan de lleno a la experiencia Sonorama. 

Pasar el jueves por la Plaza de la Sal fue sinónimo de ver a Ballena, su concierto era el segundo pero ya había despertado la curiosidad de bastante gente. Les vimos, les escuchamos y nos encanto lo que propusieron sobre el escenario. Tras lo cual nos fuimos hacia la mística y mítica plaza del Trigo, plaza en la que te da igual la hora que sea, siempre hay gente. Un bullicio ensordecedor daba paso a la actuación de Bauer, la fuerza que trasladaron desde el escenario logro silenciar el bullicio de un publico que cada vez iba subiendo más y más los decibelios y que demandaba más y más música. Bauer nos tenia preparada la primera sorpresa del día y fue que Salva, cantante de Olivia, se subía a las tablas para compartir escenario con ellos. 

Venturi y Joe Crepúsculo, primera no sorpresa del festival, nos anunciaban el la actividad en las plazas iba menguando y que en nada toda la acción se desplazaría hacia el nuevo recinto de conciertos. Había muchas ganas de poner el píe en el y poder ver ese paso hacia el futuro que parecía que estaba dando el festival. En efecto, el recinto es perfecto para un festival, aunque no estaba terminado, ya que faltan algunas varias cosas por hacer, nos vimos en un lugar amplio, donde caminar hacia los conciertos no se convirtió en nada arduo, y donde no existía  cuello de botella como si que había en el anterior recinto.

IMG-7081

A nivel musical nos esperaba un día lleno de momentos ¨remember¨ya que con grupos como Tequila, La Orquesta Mondragón o Chimo Bayo en el cartel era inevitable que algunos, como el que subscribe estas palabras, se vieran transportado a otras décadas. Los argentinos Tequila se están despidiendo y en el Sonorama dejaron ese sabor añejo a banda grande y con hechuras sobre el escenario. Ellos y Tarque fueron calentando el ambiente para lo que nos vendría durante el resto de noche.

Destacar del jueves los conciertos de Igloo y Los Gandules. Los primeros les tenía muy marcados en mi calendario y la verdad es que fue todo un placer el descubrirles en directo. Potencia y contundencia que se añadieron a un sonido y un juego de luces de una calidad enorme. Sin duda Igloo fueron de los triunfadores de la jornada del jueves.

Otros de esos triunfadores fueron Los Gandules. No les conocía y fuimos allí, primero ya que la presencia de Taburete no me llamaba nada la atención y lo segundo por que nos los había sugerido mi amigo Javi Gordillo, gran conocedor de esta banda. Y la verdad que fue todo un acierto, con una carpa totalmente llena, los aragoneses despacharon un concierto lleno de ironía y de canciones de toda la vida reestructuradas bajo sus mordientes letras. El resultado fue un éxito completo de publico.

Miss Caffeina y Embusteros nos lanzaban a la madrugada, los primeros con su nuevo disco dando coletazos por el escenario principal del Sonorama y dejando en el aire la idea de que aún dando un buen concierto pueden ir a más. Los visuales de la banda son impecables pero da la sensación que aún pueden dar más de si. Embusteros son de esas bandas que van a tumba abierta sobre el escenario, la fuerza y energía que transmiten son contagiosas y eso les hace dignos poseedores de tocar en un escenario grande y con un horario tan bueno.

Y así fue como nos fuimos despidiendo de nuestra primera cita con el Sonorama, no pudimos ver a Chimo Bayo, era muy tentador pero viendo lo que nos tenia preparado el viernes era mejor retirarse y tomar fuerzas.

Galería

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s