La Música que nos marcó: Denea

La Música que nos marcó: Denea

Descubrimos un poco mejor a Denea

denea
La Música que nos marcó: Denea

Que Denea es una gran banda compuesta por grandes músicos es algo de todos sabidos. En esta nueva entrega de La Música que nos marcó os mostramos un poco más esa música que ha hecho que la banda suene actualmente como lo hace. Además estamos de suerte puesto que Denea estará este sábado en el Bar Calvario de Madrid  mostrando todo su poderío sobre el escenario. Una noche donde tocaran los temas de su último trabajo en el formato Denea En Corto y con  entrada gratuita. 

Foo fighters “There Is Nothing Left to Lose” (1999) – Giorg

Descubrí este álbum merodeando entre las estanterías de un amigo. Su padre trabajaba por aquel entonces para una importante discográfica y tenía la suerte de recibir los últimos lanzamientos musicales antes incluso de que saliesen al mercado. Este disco apareció por su habitación a finales del 99 con un sonido completamente opuesto al predominante en aquellos años y es que el nuevo milenio venía marcado por distorsiones desmesuradas y bases de hip-hop.

Con la perspectiva que da el tiempo y quizá porque el álbum fue grabado de forma analógica en el sótano de una casa en Virginia, creo que este disco hubiese encajado mucho mejor en otra época anterior a la de su lanzamiento. Temas como Next Year y M.I.A. son herederos de los sonidos cálidos y folk de Neil Young y suHeart of Gold. En otros como Stacked Actors y Generator se vislumbra la  contundencia guitarrera y la rítmica de Led Zeppelin.

En el contenido extra del CD se muestran momentos de la grabación y la idea de que Dave Grohl compuso gran parte de las canciones de gira, sintiendo la necesidad de regresar a la ciudad en la que se había criado. Hace tan sólo unos días volví a abrir su portada blanca y al escuchar el disco de principio a fin, disfruté buceando entre los recuerdos que algunas de estas melodías provocan en mí y celebré la atmósfera de un álbum, que de alguna manera también consigue hacerme sentir de vuelta en casa.

Nirvana “Nevermind” (1991) – Héctor.

La gran ventaja y el mayor de los problemas de haber crecido en los 90 es la cantidad de música que llegó hasta mí.

Aún me da vueltas la cabeza si trato de recordar cada uno de los temas que marcaron mi juventud y que dieron paso a otros muchos nuevos estilos diferentes.

Aún con la suerte de haber vivido éxitos como “Song 2″ de Blur, “Give it away” de Red Hot Chili Peppers  o el demoledor “Basket case” de Green day, por mencionar sólo algunos de la enorme variedad que llegó a mis manos; sin duda las primeras notas de “Smell like teen spirit” de Nirvana en su “Nevermind” todavía me transportan en el tiempo.

Saltándose todos los límites establecidos Nirvana nos regalaba un sonido que no era capaz de definirse  con baterías pesadas, bajos demoledores y guitarras que dejaban atrás lo eléctrico para convertirse en energía al tiempo que nos relajaba en momentos suaves como en “Lithium” o “In bloom” y la eterna “Come as you are”.

Tal vez lo más difícil de los 90 era centrarse en un sólo grupo, un disco o una canción, pero sin duda Nirvana han sido un referente para mí.

Ludovico Einaudi “Elements” (2015) – Irene

Ludovico Einaudi es una parte de mi espectro emocional, está en sintonía con mis estados de ánimo.

Mi primer contacto con él, fue a través de las manos de mi amiga Elena Aris, que le dio vida a mi propio piano con unas melodías que a día de hoy puedo decir cambiaron mi vida.

Destaco Elements, el álbum que para mí consigue alinear y enlazar todos los temas que lo componen, creando una atmosfera de teclas, cuerdas y programaciones electrónicas que me llevan hasta el sitio donde quiero estar.

Soy incapaz de resaltar un tema por encima de otro de este álbum, ya que forman parte de un todo.

Extremoduro “Agila” (1996) – Omar

Bueno, pues mi disco elegido a nivel personal y que me ha podido influenciar más en mi desarrollo musical ha sido “Agila” de “Extremoduro” formada por el gran “Roberto Iniesta”, que me atrevo a decir que junto a dos más puede ser de los mejores letristas que tenemos en nuestro país, e “Iñaki Antón” alias “Uoho” productor y guitarrista que personalmente es de mis favoritos ya desde su época de “Platero y tú”.

Este disco fue muy especial para mí por diversas cosas, la primera es que se lanzó el 23 de febrero de 1996, que es el año en el que nací, y me quedaría muy marcado años después cuando mi padre, que es un tío bastante diverso en sus gustos musicales, me regaló mis primeros discos en una época en la que yo empezaba a descubrir nuevas sensaciones con distintos tipos de música y en la que decidí dedicarme a tocar la guitarra eléctrica. Yo hasta ese momento sólo había tocado la guitarra española y estos primeros discos que  escuché, como éste que os comento, y alguno más de artistazos como Rosendo o Ray Heredia hicieron que por fin rompiera con lo que había escuchado toda mi vida y empezara a ver la música de otra manera y aprendiera a disfrutarla de verdad.

Radiohead – “OK COMPUTER” (1997) – Eze

Sin duda uno de los discos que más me ha influenciado en mi forma de entender y concebir la música.

Al escuchar por primera vez “Airbag” y “Paranoid Android”, en mi cabeza se rompían todas las reglas de lo que era válido, en cuanto a melodía, ritmo, y el concepto de lo que podía ser una canción. Y aun así, todo era sospechosamente familiar y tenía hasta cierto sentido común, de ése que no necesitas escuchar los temas más de una vez para entrar en el juego, y sin embargo yo no podía parar de escucharlos.

Y es que tenía algo que me llevaba más allá, algo que no había sentido antes. Hasta entonces la música para mí era energía pura, casi siempre con mensajes simples, fáciles de entender y de identificarse con ella. Pero “OK Computer” era como un retrato de la sociedad, igual de compleja y enrevesada, como un reflejo de la vida misma. Y en cada tema los elementos musicales se compenetraban a la perfección para proyectar al unísono ese mismo mensaje, de tal forma que aunque uno no entendiese una sola palabra de la letra, el mensaje era igual de claro para aquel que se dejase llevar.

Cada tema detallaba un ángulo diferente que completaba la foto, realizado de forma sublime. “Subterranean Homesick Alien” era como estar metido en un sueño desde la piel de un extraterrestre que se siente fuera de lugar (para un adolescente era dar en el clavo…). En “Exit Music (For a Film)”, la primera frase “Wake from your sleep” aludía a estar atrapado en un mundo repetitivo y mundano desconectado de la naturaleza misma del ser humano. Y “Karma Police”, el tema más reconocido del disco, nos dejaba con la idea de que toda pequeña injusticia social debería tener su consecuencia, pero dejando un sabor de boca muy zen, de calma absoluta y tranquilidad.

Queen – A night at the Opera (1975) – Aakon

En mi familia, es obligatorio ser fan de Queen, independientemente de tu generación, tanto da si tienes 5, 15,25, o 75 años. Bien es verdad que mi precocidad al respecto llegó muy pronto, y sin el peso de la tradición familiar, pues según me cuentan, teniendo yo 3 años decía día tras día a mis herman@s mayores lo siguiente: “Tutu/Tata/Tete Awani Tol”, indistintamente, y cuando llegaban del instituto. Ellos,  habiendo descifrado el mensaje, solícitos, me sentaban en una silla de playa de tela azul con estampado de flores blancas y me calzaban unos cascos enormes y el álbum The Miracle, de Queen, donde aparece la canción “I want It all” = “Awani Tol”. Y allí pasaba yo las tardes, escuchando vinilos de Queen, ni tan mal.

En esa silla crecí, aprendí y diseccioné todos los álbumes de Queen, y cada uno de ellos tiene algo mágico que me transporta de vuelta a aquella, ahora pequeña, silla azul.

He elegido “A night at the Opera” porque siempre me impresionó su majestuosidad, desde la portada, al nombre extraído de una película de los hermanos Marx, a ese comienzo del LP,  que parafraseando lo que un gran amigo dice sobre él concluyo: “Es el mejor comienzo de LP de la historia“. Sin embargo, como tengo mucha confianza con él, me tomo la licencia de cambiar un poquito su frase para terminar: “Es el mejor comienzo de LP de mi historia“. No se lo pierdan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s