Crónica de El Kanka en Elche

LA CHISPA DEL ANDALUZ DEJA SU SELLO

IMG_2127

16 de diciembre en Elche. Sábado noche. La Glorieta y las calles de alrededor abarrotadas. Se respira un ambiente especial en la ciudad. ¿Será por algo en especial? Sí, El Kanka volvía a Elche para dar un concierto en acústico, convirtiendo así al Gran Teatro en el centro de atención de la ciudad ilicitana; sold out, por cierto.

Durante la hora y media previa al recital del malagueño, pudimos disfrutar de la final del Certamen de Jóvenes Cantautores Ciudad de Elche, que se inició con la actuación de Pilu Velver, ganadora de la edición anterior. La puesta en escena de l@s cinco finalistas sorprendió a propios y extraños, y demostró el gran nivel con el que contaba esta decimonovena edición.

IMG_1885.jpg

 Y al fin llegó el momento tan esperado. 23:00 h marcaba el reloj. El Kanka pisa las tablas y se lleva un recibimiento por todo lo alto. Digno para un maestro de ceremonias como él. Sólo estará con su guitarra en el escenario. El Kanka se lo guisa y se lo come. No necesita más. Se muestra amigable y buenrollero con el público. Además nos soltó la ansiada bomba: iba a presentar un par de temas de su nuevo disco, “El arte de saltar”.

El concierto lo inauguró El Kanka improvisando divertidos coros con tod@s l@s oyentes; la chispa del malagueño ha calado fondo en Elchey se nota. La canción que dio el pistoletazo de salida fue Qué bello es vivir, uno de sus temas más populares. La conexión del cantautor con la sala era evidente. Su actitud contagió al público. Tod@s l@s presentes cantaron el estribillo al unísono para disfrute del malagueño. Qué manera de empezar un concierto.

IMG_2008

Seguidamente sonó la divertida, No jodas la Marrana, que logró subir los decibelios de la sala. Por supuesto, El Kanka pidió coros para los “po po po pom” y “sha la la la”, la parte más comercial de la canción según él. Tampoco olvidó mencionar su estancia en certámenes pasados con su “compadre”, El Niño de la Hipoteca. El cariño es recíproco entre Elchey El Kanka.

En una noche repleta de contrastes musicales gracias al certamen, El Kanka quiso colaborar pasando a una postura más íntima con Del Miércoles al Martes. Posteriormente le llegó el turno a Me alegra la vista. No dudó en alabar el flow de l@s ilicitan@s y ponerse a rapear los versos a toda mecha. El público cada vez estaba más animado.

IMG_2280

El bombazo de la noche llegó. Mencionó que su nuevo tema, Triste trofeo, habla del dinero, que para él se ha convertido en la nueva religión; se declara ateo, por cierto. De este modo, nos muestra su faceta más seria y preocupada. La madurez del cantautor y la evolución de sus letras van de la mano. El arte de saltar tiene muy buena pinta y desde esta página nos mostramos deseosos de devorarlo.

Seguidamente El Kanka nos deleitó con varios de sus temas más míticos: Para quedarte y QuerríaEl malagueño estaba exultante sobre el escenario y el público agradecido. Para más inri, alternó su estilo con cantos flamencos para disfrute del teatro. Luego le llegó el turno a Pudo Pasar, que contó con la inesperada colaboración de Yaike, rapera alicantina y amiga del malagueño. El público quedó fascinado con el tándem.

IMG_2049

Tras la actuación de Yaike, llegó el momento para Volar, que volvió a dotar a la velada de intimismo. Tampoco podía faltar el otro tema prometido, Quién me mandaba a mí, que hace alusión al momento en el que aparece el amor de tu vida. El Kanka ansía que llegue febrero para que podamos disfrutar su nuevo disco.

El menú de la noche prosiguió con Lo Mal que estoy, A Dieta de Dietas y Canela en rama. Los aplausos del público fueron in crescendo. También hubo hueco para numerosas alabanzas para El Kanka desde las butacas, que agradeció entre risas. Sabía que el concierto estaba llegando a su fin y bromeó con ello diciendo “voy a hacer la ultima oficial y si me susurran haré alguna más”. El malagueño cantó A Desobedecer para animar el teatro, y se marchó del escenario por todo lo alto.

IMG_2250

Finalmente regresó a las tablas entre aplausos, cumpliendo así lo prometido. El entusiasmo de El Kanka con lo vivido en el Gran Teatro era incuestionable. Para él “ha sido un puto placer”. ¿Había manera de mejorar la noche? Sí, bailando un vals. El Kanka animó al público a levantarse de sus butacas y bailar. Sin duda, fue el momento estelar del concierto. Instrucciones para Bailar un Vals cerró el círculo mágico del malagueño con Elche. Y llegó la inevitable despedida del cantautor. El Kanka es la clara muestra del amor por los versos y la música.

Texto: David Monllor Sanjuan

Fotografía: Irene Mateo Tomás

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s