CRÓNICA LEMOZINE

MUCHO GLAMOUR EN UNA BANDA A PUNTO DE DESPEGAR

IMG_6746.jpg
David Riberas al saxofón

El pasado jueves 16 de noviembre la banda barcelonesa Lemozine tocó su primer concierto de promoción de su álbum debut. Este aconteció en la sala Bikini de Barcelona, en pleno Eixample, ante un público lleno de energía desde la primera canción.

A las nueve de la noche comenzó el show, y con él, la presentación de sus tres componentes, entre los cuales brillaba con una luz propia Maria Lindmäe, la exótica cantante de la banda.

Entre las canciones que nosotros resaltaríamos tanto por su contenido como por su letra estáThe Power of our time, una reflexión sobre una de sus obsesiones favoritas: El tiempo. La canción es un adelanto del nuevo álbum, un alegato a favor de la “slow life” en forma de himno donde  la cual la banda pudo demostrar un gran poderío técnico.

Otro tema a destacar es The silly song, que trata de un acontecimiento que tocó tanto al público en general como a la misma redactora: El atentado  de las ramblas el pasado 17 de agosto.  Un tema de letra reflexiva y de gran optimismo a favor de la paz ,a través de una visión que estoy segura que compartimos todos los espectadores.

IMG_6730.jpg
Maria Lindmäe

El espectáculo fue un show en toda regla donde no faltaron cañones de confeti, modelitos bastante extravagantes donde las lentejuelas y purpurina no escasearon, la irrupción de un megáfono y un espectáculo de luces que añadió un toque aún más glam a Lemozine.

También destacamos los solos de saxofón de David Riberas, un elemento que no solo define a la banda, sino que les proporciona un elemento diferenciador a la hora de compararse con otras formaciones emergentes. Todo esto sin olvidarnos de la poderosa guitarra de Raul Costafedra, sin el cual la velada no hubiera sido tan cañera, con una técnica y unos riffs que recordaban a los clásicos. La combinación del dominio de ambos instrumentos más la gran presencia en el escenario de la cantante fue un acierto sin duda alguna.

IMG_6752.jpg
Raul Costafedra a la guitarra

El concierto se cerró con una versión eléctrica de Heart of Glass de la banda Blondie.Esto hizo estallar a un público entregado, y con ganas de más. La banda aprovechó el momento para agradecer este éxito a la gente que lo había hecho posible,entre ellos sus productores, organizadores y artistas que habían puesto su grano de arena al proyecto. Un concierto perfecto para aquella noche de jueves en un escenario tan emblemático como el de la sala Bikini.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s