CRÓNICA THY ART IS MURDER

LO MEJOR DEL DEATHCORE ACTUAL EN BARCELONA.

IMG_5929.jpg
After The Burial

La jornada de conciertos de este subgénero del metal comenzó media hora tarde, llegando la cola a ocupar dos calles. La sala mediana de Razzmatazz estaba completamente llena cuando el primero de los cuatro grupos comenzó con las pruebas de sonido. La noche prometía dejar huella a sus espectadores, una gira (dear desolation tour) organizada por el Resurrection Fest, y protagonizada por cuatro propuestas internacionales que prometían dar mucha caña.

IMG_5904.jpg
El público tras escuchar a Justice for the Damned

La primera banda en salir fue Justice for the Damned, una banda Australiana que lleva años despuntando en el género. Su importante base de deathcore con toques de Black metal en la percusión y una apuesta por los riffs pesados, hacen de este grupo una apuesta a la que seguir la pista. Podemos destacar, además, el impresionante desgarre de la voz del cantante a la hora de ejecutar los guturales y la, no tanto sorprendente, forma de conectar con el público.

IMG_5877.jpg
Justice for the Damned

El siguiente grupo que en pisar el escenario de la mítica sala de Barcelona fueron Oceano, la banda de Chicago, que lleva más de 10 años al pie del cañón. Esta gira ha servido como presentación de su último disco Revelation,  un trabajo cargado de temas más melódicos que de costumbre, aunque no por ello faltos de oscuridad. Destacamos el discurso improvisado que a mitad de concierto el artista recitó prácticamente en forma de rap, un canto a la hermandad en los tiempos tan difíciles que corren.

IMG_5915.jpg
Oceano

El tercer plato era otro veterano, que esta vez provenía de Minnesota. La aclamada banda After the Burial supo llegar al público en un concierto breve pero intenso. Con la percusión como gran protagonista de los primeros temas, supieron jugar con los silencios y con los cambios de ritmo (por lo general alargando desmesuradamente los riffs) consiguiendo llevar al público a un clímax realmente explosivo.

IMG_5981.jpg
After the Burial

El público estaba más que preparado para la guinda final: Thy Art is Murder. La banda australiana recibió al público barcelonés con su inconfundible riff recurrente, un liet motiv único e importantísimo para el fandom. El renacido Chris CJ McMahon contaba con una renovada aura desde su rehabilitación.  Su naturalidad y su facilidad a la hora de interactuar con el público lograron dar un ambiente especial y cercano al concierto. Tras acabar el ecuador de este despliegue de calidad musical, el carismático cantante sacó una estelada (bandera independentista catalana) y la colgó al lado de la batería durante el resto de las canciones. Este gesto político hizo que el público se pusiera a corear diversas consignas independentistas, callando a la banda durante varios minutos. El concierto se cerró con un bis de la canción Reign of Darkness, en el cual no faltaron intentos de crowdsurfing, pogos y demás.

IMG_6039.jpg
McMahon cantando con la estelada como capa

El evento duró alrededor de 4 horas, donde un público realmente entregado y cuatro apuestas ganadoras hicieron de este evento un momento único e irrepetible. La capital catalana supo recibir por todo lo alto a los reyes del deathcore en un despliegue de calidad técnica, show y mucho metal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s