El Low Festival siempre es Big y lo es más si van Las Chillers.

El último fin de semana de julio, es una fecha marcada con subrayador amarillo en el calendario. Cada año en estas fechas, en nuestro ya querido “Beniyork”, podemos disfrutar del que para mí, es el mejor festival de España: El Low Festival.

Este año hemos celebrado su décimo aniversario, #TheBigLow, y aunque de primeras, el cartel no era muy prometedor para ser un aniversario, un año más, el Low no defrauda.

A pesar de estar con un 90% de humedad, de pasar más calor que en tu vida, que tu alisado japonés al salir del hotel se convierta a los pocos minutos en el pelo de una rata… todo esto se vuelve maravilloso una vez que entras en el recinto. ¿Puede haber mejor ambiente?. No. ¿Puede haber más buen rollo?. No. ¿Nos lo podíamos haber pasado mejor?. ¡Tampoco!. Vivir el Low compensa todo mal que te pueda pasar.

Día 1: llegamos, cogimos las pulseras (sin cola alguna) y fuimos a dejar las maletas al hotel.

Ducha rápida y a correr, que por una vez en la vida llegamos a ver a Iván Ferreiro, pura magia escuchar Turnedo disfrutando a la vez del eclipse de luna.

En el Low Festival puedes disfrutar de todo tipo de música, así que nos fuimos hacia el escenario Energy Sistem a echar unos bailecitos con Difenders djs, ellos pinchan una mezcla de música electrónica con indie rock. Más tarde Vitalic, con su espectáculo ODC Live, nos dejaron sin aliento con su musicón. Parecía que el día 1 iba a estar movidito… Y… ¿Quiénes no podían faltar a una noche redonda y a un cierre apoteósico? Pues ELLA y El Mono… ElyellaDjs, desde mi punto de vista, el dj set más divertido y completo del momento. No hay mejor manera de definir a esta pareja que como ellos mismos se presentan al gran público: The true romance between indie and electronic music”Además de pinchar temazos de otros artistas y los suyos propios como el nuevo hit en el que colabora Viva Suecia Todo lo que importa , hacen que se nos pongan los pelos de punta lanzando confeti y balones luminosos al público y con el buen rollo que transmiten, sobre todo, cuando María (Ella), baja a bailar Magic . Con ellos cerramos el primer día y como el Low lo tiene todo, tras un corto paseo, nos mojamos los pies en la playa.

El día 2 era un día muy esperado, íbamos a ver a Biffy Clyro, nuestro maravilloso Simon Neil nos esperaba con sus golpes de gitarra, aunque esta vez sin su pelazo, él y su banda nos hicieron disfrutar de un rock exquisito con la perfecta mezcla de guitarras y batería.

Cuando estuvieron en España hace dos años, Simon explicaba en una entrevista al El Mundo: “Normalmente escribo canciones en momentos tristes. La música me ayuda a procesar mis sentimientos y emociones, es un proceso para sentirse mejor“. Pues que sepas querido Simon que nos haces muy felices con tus canciones y con tu presencia en el escenario.

Simon Neil, voz de Biffy Clyro

Ojo, parece que los chicos del Low quieren que lo demos todo este año… empiezan los Chemical Brothers, nunca había visto tan lleno el escenario principal y eso que llevo yendo unos cuantos años. Con su espectáculo de luces y con temas incontestables como Hey Boy, Hey Girl, pusieron a todos los asistentes patas arriba.

Y seguimos bailando… con Amatria y sus Chinches y Dj Coco nos mandó a la cama (ya de día).

Y el día 3 no iba a ser menos… llegaban los de Birmingham y no eran los Peaky Blinders, pero cualquiera de sus canciones son tan excitantes como ver a Tommy Shelby metido en cualquier trifulca… Editors ya estaban sobre el escenario y se marcaron 16 temazos entre ellas el ya clásico Papillon, llevándonos a la oscuridad rockera que les caracteriza.

El Low se acaba, pero ¿quién podría poner el mejor fin a esta cita anual con la fiesta? Pues nadie mejor que ELLAS, ¡Las Chillers!

El grupo liderado por Rocío Sáiz ha pasado de tener presencia en un escenario pequeñito el año pasado a petar uno de los principales en esta edición , el escenario Matusalén.

Domingo, 3:25 de la madrugada, ya más bien lunes… y empezaba a sonar la sintonía de Sorpresa, sorpresa (programa de TV de la infancia de los que somos ya algo maduritos)… y allí estaban ellas, el recinto estaba lleno y la expectación era máxima… y empiezan a tocar las canciones de nuestra vida, con las que hemos crecido… Sólo ellas son capaces de llevar al éxtasis al público versionando temazos de Camela, Chenoa o Sonia y Selena… piel de gallina.

La gente, que antes de empezar se mostraba excéptica, estaba empezando a sacar la Chiller que todos llevamos dentro.

Sonaba “Como yo te amo“de Rocío Jurado y “nuestra Rocío” bajaba al público subida a hombros mientras la gente enloquecía a su paso. Entre canciones, nos regala más de un speech reivindicativo feminista, para que todos puedan entender que todos somos iguales y que cualquier mujer puede sentirse libre de hacer lo que le de la gana con su vida y con su cuerpo.

Rocío Sáiz, voz de Las Chillers

Suena Siempre juntas, tema propio, súper divertido, cañero que reivindica el amor libre entre dos mujeres. En esta ocasión ¡nos han puesto hasta karaoke!, ¡Maravilloso!

Sudando como nunca… llegaba la hora de despedirse y suenan los acordes de Flying Free… ¡se cae el garito!. Ellas, únicas en conseguir toda una revolución bailándo. Gracias por hacernos felices.

Tras nuestras heroínas, cerraban esta edición Flash Show Djs, como comentaba al principio del post, este año nos lo hemos bailado todo.

Un consejo: compra tu abono para el año que viene aquí: Venta de abonos Low Festival

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s