Crónica Tomavistas Viernes y sábado.

León Benavente

Un festival con un aura muy especial.

ambiente
Crónica Tomavistas Viernes y sábado.

Llega Mayo y con el una de nuestras fechas favoritas en el calendario de festivales. Y es que Tomavistas se he ganado un hueco en nuestros corazones a base de buen ambiente, buena organización y sobre todo carteles muy atractivos donde encontramos grupos diferentes. Esta es la crónica de lo que sucedió en los dos primeros días del festival.

Si es cierto que el único punto negro de este año ha podido ser la ubicación de la entrada al recinto, estando bastante más lejos que el año anterior. Una vez subsanada esa dificultad nos dispusimos a disfrutar de la música, con los barceloneses Holy Bouncer al mando de las operaciones abriendo la edición 2017 del festival.

Desde ese momento pudimos vivir una autentica cascada de grupos y de diferentes estilos. Entre idas y venidas de escenarios nos quedamos sorprendidos con la irrupción de The Big Moon en el escenario Wegow. Este cuarteto londinense nos atrapo durante su concierto con una propuesta fresca y muy dinámica. Antes Quentin Gas & Los Zíngaros habían ya dado muestras de su calidad en un concierto cargado de mística y calidad.

The Big Moon
The Big Moon

Todos ellos nos fueron preparando para los platos fuertes de esa primera jornada. Lori Meyers era uno de esos platos fuertes y la verdad que no defraudaron a nadie. Impresionante su puesta en escena, tanto por lo que se veía en el escenario como por el espectáculo de luces e imágenes que acompañó al concierto de los granadinos. Después era el momento de reponer fuerzas y acercarnos a la zona de restauración del festival. Con varias propuestas, veganas, brasileña y opciones más clásicas como hamburguesas o bocata de calamares, la zona nos ayudo a descansar y prepararnos para lo que seria la parte final del día. 

En esa parte final pudimos asistir al concierto de Goldfrapp, después de siete años de ausencia volvía a Madrid. Asistimos a un concierto lleno de fuerza donde los fans del dúo londinense volvieron a bailar, justo antes de que decidiéramos retirarnos para descartar y afrontar lo que seria la jornada del sábado.

Lori Meyers
Lori Meyers

Hicimos bien en irnos a pronto el sábado, puesto que lo que vivimos en esa segunda jornada fue algo maravilloso. Ya desde el principio nos dimos cuenta de que seria un día inolvidable en el festival Tomavistas. Todo iba como la seda, buen tiempo, sol radiante y un cartel más que prometedor por delante.

El día se inicio con el susto que nos dio David, batería de Kosokha, al sobrevenirle un golpe de calor y desmayarse en plena actuación. Por suerte todo quedo en un susto y David se encuentra plenamente recuperado y con ganas de liarla de nuevo. La tarde del sábado tuvo claramente acento femenino, Las Odio dieron toda una clase magistral de saber estar en un escenario, luego la liaran algo más, perfectamente acompañadas por el gran descubrimiento del sábado, la joven formación Mourn. Tremenda puesta en escena la de formación barcelonesa que nos conquisto y nos hizo disfrutar de lo lindo de su concierto.

Eso fue antes de que irrumpieran en el escenario principal Los Punsetes. A ellos ya no les vamos a descubrir a estas alturas, pero si hemos de decir que volvieron a mostrar toda su calidad y experiencia en el escenario, ante un publico que ya se dio cita en un gran numero pese al calor y a lo temprano del concierto.

León Benavente
León Benavente

Y en estas estábamos descubriendo el resto de stands y rincones que tenia preparado el recinto del Tomavistas, cuando llego la hora de León Benavente. Mira que hemos visto veces a estos cracks, pero lo del sábado nos dejo totalmente sin aliento. Desde el primer momento los de Abraham Bobá tenían ganas de liarla y así fue. Un concierto directo, sin aditivos y que nos golpeo a todos en la mandíbula. En el pudimos disfrutar de los primeros temas de la banda mezclados con los de su último EP, una mezcla explosiva que termino con la salida al escenario de las chicas de Las Odio y que  nos dejo totalmente agotados.

Después de retomar fuerzas nos dejamos seducir por las propuestas oscuras de The Horrors, así como la psicodelia sesentera de Temples. Aries fue lo último que vimos el sábado antes de emprender el camino a casa sabiendo que habíamos sido espectadores de un espectáculo salvaje.

Galeria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s