Tangerine Flavour incendian el Café La Palma.

Cuidado Damas y Caballeros, Tangerine Flavour vienen pisando fuerte.

Tangerine Flavour
Tangerine Flavour

Tangerine Flavour compadecían en el Café La Palma para presentar su nuevo Ep ¨Devils In Me¨.

Una cita que la joven banda madrileña había estado preparando con mucho mimo y a la que acudió con ganas de liarla desde el principio.

Y es que el producto que muestran Tangerine Flavour es fresco y novedoso, apoyado en las raíces del buen rock and roll en su versión más clásica. Eso si no se dejen engañar por su juventud, puesto que el sonido que sale de este grupo es el de una banda ya veterana. Aún así los nervios del directo no perdonan, y pese a que hubo algún ¨incidente¨tecnico, la banda lo solvento con gran profesionalidad y sin que apenas se notara, signo de la madurez que comentamos.

Tangerine Flavour durante su actuación en el Café La Palma
Tangerine Flavour durante su actuación en el Café La Palma

En lo musical fue un concierto muy ameno, donde la banda repaso sus temas anteriores y nos dejó perlitas de ese nuevo EP en que el que tanto han trabajado y que próximamente estará a disposición de todos.

Mezcla de estilos para un público que llenó el Café La Palma, donde pudimos pasar desde el pop rock, hasta el rock más clásico, por momentos se podían percibir toques que recordaban a The Who o por momentos a un sonido al más puro estilo Stone Temple Pilots.

Escenario Café La Palma esperando a Tangerine Flavour.
Escenario Café La Palma esperando a Tangerine Flavour.

Por el camino tuvimos también nuestra ración de blues, lo que fue la antesala perfecta del fin de fiesta.

Y es que ya nos lo había comentado antes del concierto Pablo Martin, guitarrista del grupo, al final del concierto hay una sorpresa en forma de cover. Y vaya si era una sorpresa, de la mano del genial Luis Yepes, comenzaron a sonar los acordes de Ziggy Stardust del mítico David Bowie.

A un servidor le hizo una ilusión enorme escuchar este tema, también quizás por ser de los más viejos de la sala. Una versión perfectamente ejecutada tanto por parte de la banda como por Luis Yepes, que nos hizo irnos con una sensación muy clara, y es que hay que darle más oportunidades a Tangerine Flavour. Es una banda que en directo gana muchísimo, interactúa muy bien con el público y les hace participes de la fiesta, creando el ambiente perfecto para un concierto y donde se nota que hay mucho trabajo por parte de sus integrantes.

Antes de terminar me gustaría alabar el nivel general de la banda, pero sobre todo hacer una mención especial a Emilio Bonilla, que estando a la batería, y con casi 40 de fiebre, dio una auténtica lección desde el fondo del escenario. El empaque y fuerza que da su batería a la banda es proporcional a la pasión que demuestra el grupo entero en sus actuaciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s